jueves, julio 21, 2005

El Wall Street Journal contra-ataca

Hace unos dias hice un comentario sobre una nota de Mary O'Grady que se publicó en The Wall Street Journal y que La Nación reprodujo en Argentina. El eje de la nota era que Argentina no es un aliado confiable contra el terrorismo. Mi postura en ese momento fue que el tono un tanto provocativo de la periodista no debía eclipsar problemas reales que enfrentamos los argentinos en materia de seguridad nacional y desarrollo de una política exterior más clara.

Parece que a Bielsa la nota no le pareció una crítica constructiva. Y contestó en La Nación, al parecer sin atender demasiado al debate de ideas, y usando (como si fueran despectivos) los conceptos de liberalismo y derechos de propiedad y descalificando a la periodista. La nota de Bielsa la pueden leer aqui.

La respuesta de The Wall Street Journal ya llegó. Así nos leen afuera:

NUEVA YORK.- No es cosa de todos los días que uno de nuestros columistas sea atacado en la prensa, y con nombre y apellido, por un prominente funcionario de un país importante. De manera que pensamos que a nuestros lectores les agradaría saber que Mary Anastasia O´Grady, editora de nuestra columna Friday Americas, recibió esa distinción de parte del canciller de la Argentina, Rafael A. Bielsa, el sábado pasado. En un artículo que escribió en LA NACION, el influyente diario de Buenos Aires, Bielsa acusó a O´Grady de "neoliberalismo", que en el contexto de la nota no tuvo el propósito de ser un cumplido ni mucho menos. La vinculó con ciertas organizaciones subversivas como el American Enterprise Institute, el Cato Institute y otras que creen en lo que el canciller llamó "el derecho a la propiedad". Y es verdad que O´Grady reconoce abiertamente su predilección por el liberalismo clásico, presumiblemente antepasado del "neoliberalismo". Según lo definimos aquí, es alguien que cree en el libre comercio, en una limitada injerencia estatal en los procesos de mercado, en la observación de la ley por parte de los funcionarios públicos y en políticas económicas de base sólida. Algunos de nuestros mejores amigos, por no mencionar a algunos de los mejores líderes políticos en el plano mundial, son liberales al estilo clásico. El oficialismo peronista de la Argentina claramente tiene una filosofía distinta, a juzgar por su reciente historia de inobservancia de contratos, destruyendo las tenencias en dólares a través de la "pesificación", congelando precios e imponiendo una quita a los bonos argentinos que los llevó a valer 34 centavos de dólar. Pero lo que provocó la reacción de Bielsa fue una columna periodística de O´Grady del 8 de julio pasado, reimpresa en LA NACION cuatro días después, en la que acusa al gobierno argentino de ser indulgente con los terroristas. La periodista citó dos ejemplos de prófugos que se habían refugiado en la Argentina. La columna también mencionó que algunos miembros del actual gobierno pertenecieron a la organización Montoneros, que libró infructuosamente una guerra de guerrillas contra el gobierno argentino en los años 70. Esto no ha sido desmentido, aunque Bielsa en su artículo sostuvo que fue la Justicia, y no el Gobierno, quien hasta ahora se ha negado a extraditar a los dos prófugos a España y a Chile, respectivamente. Esa sería una buena razón si no fuese por el hecho, citado por O´Grady, de que el presidente Néstor Kirchner reemplazó en la Corte Suprema jueces existentes por sus favoritos, lo cual podría acaso haber tenido cierta gravitación en la jurisprudencia argentina. O´Grady ha estado criticando con dureza al gobierno de Kirchner, aunque la periodista no es tan diabólica como Bielsa imagina. El canciller se queja de que cuando visitó el diario The Wall Street Journal en enero pasado, O´Grady no estuvo presente en la reunión, pero que se la vio "en varias oportunidades merodeando de manera amenazante por la sala". Bielsa utilizó la palabra española "acechante" para describir la actitud de la periodista. El término tiene el sentido de "amenazante", como un tigre que está por abalanzarse sobre su presa. Mary Anastasia O´Grady puede parecerle "amenazante" a Bielsa, pero para nosotros es una periodista a la que le importa el desvelo de los argentinos comunes y corrientes y aspira a promover ideas que permitan mejorar su destino. Y, ¡oh, por cierto!, Mary definitivamente estaba en otro lado cuando el canciller Bielsa pensó que la vio husmear en la sala de reuniones. Debe de haber sido algún otro tigre -o tigresa, como prefieran- del Wall Street Journal.