sábado, mayo 27, 2006

Barenboim y Los limites de la racionalidad

Barenboim & Milton Friedman

El Concierto estuvo bien, Parsifal de Wagner y una obra de Boulez. Barenboim (argentino-israelí) es el director de la Orquesta Sinfónica de Chicago desde 1996, y en unos meses deja Chicago para dirigir en Alemania, por lo cual esta es su serie de conciertos de despedida. La última vez lo vi en el Colón, en Buenos Aires, y como aquella vez, se distinguió por su interacción con el público, especialmente cuando "perdona" y explica los momentos adecuados para aplaudir, entiende que no todos son doctos en esto de la música clásica.

Huizinga, profesor de Macro acá en Chicago, dice que aunque él se identifica con la escuela hiper racionalista de Chicago, en algun lado debe trazar la raya...es decir, no acepta que el hombre decida, siempre, en todo caso y circunstancia, utilizando la plenitud de la lógica deductiva. Huizinga dice, "acepto el modelo neoclásico, pero no la equivalencia ricardiana, para mí es demasiado".

Bueno, él no acepta la equivalencia ricardiana. En mí caso, los límites a la razón pura son más banales. Desde hace dos días me siento mal, creo fue el desayuno en la facultad. Cuestión que dos días después, cuando apenas empiezo a vislumbrar una mejoría, me como un paquete entero de Chips Ahoy...he ahí, sin más rodeos, los límites de la razón y el comienzo de la pelotudez humana. Ahora, de nuevo, me siento como el culo.