sábado, septiembre 02, 2006

Found in Translation

Sabado, 7am. Llegue a Chicago hace una semana, hoy salgo para Buenos Aires antes de volver a comenzar las clases. No puedo creer que el verano termino. Para los americanos, este fin de semana, marcado por "Labor Day", da oficialmente término a las vacaciones, aunque la estación reclame para si los días que quedan hasta el 21 de septiembre.
Volví de Grecia, Santorini ahora parece un sueño. Londres, a la distancia, increíble, fue tan marcada mi llegada a Chicago que todo lo anterior parece haber existido como otro tipo de realidad, diferente, quizá sea porque todavía no me senté a ver las fotos, o a contar las historias. Los últimos días en Londres, finalmente húmedos despues de un verano inmejorable. Y Santorini, siete días sin una sola nube, cielos azules, sol y calor seco. Hace un año (y un par de días) que salí de Buenos Aires la primera vez hacia USA a estudiar. En el medio pasaron varias cosas.
Iba a numerarlas, pero hacerlo implicaría que ya están cumplidas, y entonces agotadas, prefiero pensarlas como partes de algo más grande, no de algo que quiero alcanzar o lograr, sino de quien soy. Me salió Paulo Cohelo. Boludo no me banco a Paulo Cohelo.