sábado, diciembre 05, 2009

Con Sonancias

Seguiste con los ojos el desparramo triangular del ascua tremula que se desprendia del papel quemado de la punta del cigarrillo y sabias que el universo estaba absolutamente cagado. La conviccion no fue epifania intelectual ni artistica, mucho menos revelacion religiosa o antesala liturgica del descubrimiento metodico logico de premisas renglonadas, sino la plena sencilla llana blanco sobre negro realizacion de que el universo estaba y esta cagado. Te hubiera agotado antes pensar que la gente ya no lee, y que quienes todavia leen no son merecedores de quienes realmente todavia escriben, y dilema del prisionero o equilibrio inequivoco de eso hubiera sido que nadie ya deberia escribir lo cual haria mas dificil que alguien, en algun lado, despertara a la autentica ambicion devoradora de comenzar a leer compulsiva, impasiva e irremediablemente para siempre, desde el amanecer de practicas de vocales, sin poder parar, leer por el placer no de descubrir como acabara un cuento, sino porque una oracion bien plantada, la consecucion de cinco palabras bien ordenadas vibrara consonantemente, con consonancia, y urgiera un placer interno (orgiastico?) que no hubiera otra manera, no hubiera otra manera en este universo plagado de estimulos sensoriales! de generar. Y asi como te gusta como escribo, por se que te gusta, tambien a mi me gusta escribir.