sábado, octubre 13, 2012

La pasta del nono en NY


Me cooking, while S. works on her covers. Dos vasos de vino tinto, bien cargados, Malbec, un cortado, chocolate y siesta. Me despierto, y afuera ya es de noche y se siente el frio concentrado en los paneles de vidrios de las ventanas, y agazapado, esquivando aislantes de goma, suspirando suavemente dentro de la casa.